Un pellizco de Hangzhou

IMG_9366

Ayer visité Suzhou y hoy he pasado el dia en Hangzhou. Ambas distintas, ambas preciosas.

Al contrario que Beijing, en esta zona hay mucha agua y es muy húmeda pero mucho más verde que en el norte. Cuánto echaba de menos el verde. En los alrededores de Shanghai hay varias ciudades canal, con lagos y jardincitos.

La más famosa es Suzhou, también conocida como la Venezia asiática, pero de ella hablaré en otro momento. Hoy es el turno de Hangzhou.

Capital de la provincia de Zhèjiāng, Hangzhou es conocida por su Lago Oeste, “Xihu” en chino, y no es para menos. A pesar del calor y humedad de esta época, es una delicia pasear por la orilla del lago y disfrutar de las increíbles vistas e imágenes.

Además se puede recorrer el lago en un barquito por 45 yuanes, con un trayecto que dura unos 90 minutos y te va dejando en los principales puntos de interés. Yo no he tenido suerte y me ha pillado una tormenta, que aunque me ha dado bonitas fotos, no me ha permitido visitar todos los rincones del lago. Qué manera de llover!

Pero esto es una señal de que volveré para disfrutarlo de verdad, y por supuesto, con más tiempo. Estas ciudades son para ver con calma e incluso hacer algunas excursiones a lugares cercanos que igual no están tan masificados (aunque tratándose de China, difícil).

Estoy maravillada con los alrededores de Shanghai, y eso que lo que he podido conocer es muy poco. Dejo unas fotos.

IMG_9323

IMG_9276

IMG_9232

IMG_9345

Anuncios

Desde Shanghai!

IMG_9021

No me podía ir de China esta primera vez sin conocer la otra gran urbe junto con Beijing, Shanghai.

En una primera impresión, y de acuerdo a lo que había escuchado, me parece una ciudad mucho más occidentalizada y cosmopolita que Beijing. También me parece más fácil para vivir, da la sensación de ser menos caótica, un poquito menos contaminada… Pero es posible que sea la percepción del turista. No obstante, y no es por el cariño que ya le tengo, creo que Beijing es mucho más especial y singular. Más China.

No sé si es que el fin de esta etapa se acerca, pero cada vez me gusta y disfruto más de China. Voy a seguir!

China engancha

IMG_7205

Hace unos días una chica china a la que conocí en una excursión me preguntaba porqué elegí venir a este país. Mi respuesta fue que China me escogió a mí. Aunque creo, por su cara, que la respuesta no le convenció.

Evidentemente, China no fue quien me escogió. Terminé aquí por una serie de circunstancias que yo podría denominar mi destino. A pesar de las ganas de vivir experiencias internacionales que he tenido siempre, antes de presentárseme la oportunidad de trabajar en Beijing durante 7 meses nunca había pensado en China, creo que ni siquiera Asia en general se me hacía un continente muy atractivo, o al menos nunca lo había sentido como una opción posible.

Pero así, casi de un día para otro y sin tiempo para asimilarlo, China, y en especial Beijing, se convirtió en una realidad. En estos meses he sentido millones de sensaciones distintas acerca de mi experiencia aquí, algunas muy buenas, otras no tanto, pero de lo que nunca he dudado es de la decisión de venir.

Creo que como para la mayoría de extranjeros en China, acostumbrarse a vivir en esta ciudad, y en este país no es fácil. El cambio brutal de cultura, de tipo de comida, costumbres, el idioma, la higiene, la contaminación, el clima, …, complican aún más lo difícil que ya es de por sí el empezar solo una nueva vida en una nueva ciudad.

Para mí, vivir y trabajar en Beijing es una forma de superación personal y profesionalcontínua. Esta ciudad me hace estar alerta casi las 24 horas del día, y me pone a prueba en más de una ocasión diaria, hasta en las acciones más cotidianas como puede ser ir a la compra o coger un taxi. Creo que por eso, y es algo que a menudo hablo con otros españoles que viven en China, este país nos engancha. A pesar de todas las dificultades, de lo duro que es el clima en esta ciudad, de lo que nos molesta la contaminación y la inseguridad de la calidad de los alimentos, de lo nerviosos que nos ponen en ocasiones los chinos cuando no entendemos porqué no entienden cosas que a nosotros nos parecen tan lógicas… vivir en China es aprendizaje contínuo, y eso engancha. 

A menos de un mes para que termine la primera parte de mi vida en China (porque habrá más, ¡seguro!) ya me invade la tristeza al pensar en decir hasta luego a este país. Aunque creo que no es un lugar en el que vivir muchos años, siento que aún tengo mucho más que disfrutar, sufrir y aprender de China.